dilluns, 13 d’octubre de 2008

Por el empleo decente

Tribuna publicada a Carlos Ollero, compañero y secretario general de CC.OO de La Rioja.

Diario La Rioja 07/10/08


El 7 de octubre reivindicamos, por primera vez en todo el planeta, el día por el empleo decente a raíz de una iniciativa que parte de la Confederación Sindical Internacional.
Estamos ya plenamente inmersos en el siglo XXI, y la sociedad mundial ha conseguido enormes logros en terrenos como el científico y el tecnológico, o en ámbitos como la comunicación y la información. Sin embargo, todos estos avances no se están traduciendo en pasos hacia una sociedad más justa y equilibrada, no conseguimos reducir la explotación entre la especie humana, no logramos asegurar un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente para las próximas generaciones, no reducimos los obscenos índices de pobreza, se reproducen las guerras y agresiones imperialistas, aumenta la población sin educación o sin sanidad de ningún tipo, y por supuesto estamos lejos de garantizar un empleo digno para los trabajadores y trabajadoras ya sea en el tercer mundo, o en el supuestamente civilizado primer mundo.
Podemos leer, casi a diario, noticias, estadísticas o informes que avalan esta dolorosa realidad y por eso la conclusión a la cual debiéramos llegar es muy simple: el sistema no funciona y es urgente su transformación.
Por todo ello desde CC.OO. consideramos que en la jornada reivindicativa de este 7 de octubre debemos denunciar con carácter global las contradicciones de una sociedad que guiada por el mercado y la política neoliberal no es capaz de ofrecer unos parámetros mínimos de equidad y justicia social. Debemos denunciar en el ámbito europeo las tendencias que pretenden ahondar más aún en una distribución desigual de la renta en contra de los trabajadores con propuestas como las inaceptables 65 horas semanales o la liberalización de todos los servicios. Y debemos denunciar también en nuestro país y en La Rioja que tras una larga época de crecimiento económico y de beneficios empresariales, el empleo creado ha sido extremadamente precario, sin estabilidad y con salarios bajos. Un empleo que en la actual situación de crisis económica se está empezando a perder como única e injusta respuesta que nos ofrece el sistema y las empresas a los trabajadores ante las dificultades.
Ante ello, además de denunciar vamos a proponer alternativas a esta situación. Alternativas que necesariamente deben abordar desde lo más singular como es la defensa firme de todos los puestos de trabajo en nuestra región, o las conquistas de derechos realizadas como la paulatina reducción de la jornada laboral, hasta lo más general como es un nuevo modelo social para el siglo XXI, basado en la solidaridad, en el reparto equilibrado de la riqueza y el respeto al medio ambiente, un modelo que no nos arrastre a la mayoría, cada cierto tiempo, a sufrir las consecuencias negativas de las crisis económicas generadas por la avaricia de la minoría.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

9Uh6z