dijous, 1 de desembre de 2011

"De pronto estaba furiosa; sabía que iba a estropearlo todo, pero también que no había remedio. Al levantarse hacía un rato de la mesa había superado el invisible límite más allá del cual las cosas ocurren por sí solas",
La Soledad de los Números Primos. Paolo Giordano.

¿Qué os sugiere?
Es una frase de un libro que he acabado hace poco y que se ha convertido en mi cita favorita. Hay personas que la han interpretado desde la ciencia, desde lo racional, y dicen que todo se puede medir en laboratorio, pero no es ese el significado que tiene para mí. Para mi tiene un significado totalmente ajeno a cualquier cosa racional ... Son cosas que parecen ocurrir por sí solas, cosas que nos atrapan aunque no queramos; no se sabe el momento exacto en el que lo hacen, pero es así.
No llegan solas, llegan a través de unas circunstancias en la que participamos, pero tienen un factor aleatorio y fortuito importante.
Cuando se supera ese límite invisible, hacemos cosas irracionales (desde el sentimiento y no desde la razón) cualquier intento de racionalización no sirve, no sirve de nada actuar como antes habíamos planeado porque todo toma un rumbo diferente al que habíamos predecido.