dijous, 4 de febrer de 2010

UN DESIERTO BLANCO



















“White Sands” (“arenas blancas”) es el campo de dunas de yeso más grande del mundo. Con una extensión de aproximadamente 275 millas cuadradas (algo más de 700 km2), las dunas se encuentran localizadas en el centro oeste de Estados Unidos, en el estado de New Mexico, a unos 24 km al sudoeste de la ciudad de Alamogordo (Fig. 1). El area es, desde 1933, un monumento nacional administ
rado y protegido por el Servicio de Parques Nacionales.
El monumento nacional “White Sands” se encuentra ubicado en el sur del estado de New Mexico, Estados Unidos.

La importancia geológica de White Sands reside justamente en la composición poco frecuente de sus arenas. La presencia de dunas de yeso es un rasgo excepcional en los desiertos, tanto en Norteamérica como en el resto del mundo.

Se describirán a continuación los principales rasgos geológicos que se debieron conjugar para dar origen a este singular campo eólico, como así también algunas de sus características más salientes. Las fotografías que ilustran el texto fueron tomadas durante un viaje de campo con estudiantes de geología de la Universidad de Texas en Austin durante el mes de mayo de 2002.

MARCO GEOLÓGICO REGIONAL

El campo de dunas de yeso conocido com “White Sands” constituye el tope de la cubierta sedimentaria de la denominada Cuenca de Tularosa, una de las extensiones hacia el norte del Desierto de Chihahua. El Desierto de Chihuahua, así como los restantes grandes desiertos de Norteamérica (Great Basin, Sonora y Mojave) se encuentran distribuidos dentro de la rugosa provincia geológica conocida como “Basin and Range”. Como muchos otras áreas desérticas, el Desierto de Chihuahua incluye numerosas cuencas o bolsones, o sea, valles sin drenaje hacia el exterior. Una de estos bolsones es justamente la Cuenca de Tularosa, donde se desarrollaron las dunas aquí descriptas

El origen del yeso que conforma las dunas blancas se remonta a 250 millones de años atrás, cuando este mineral fue depositado en lo que era el fondo de un mar poco profundo. Convertidos en roca, dichos estratos marinos fueron levantados y plegados en una especie de domo gigante unos 70 millones de años, cuando las Montañas Rocallosas comenzaron a formarse durante la Orogenia Larámica. Unos 10 millones de años atras, este domo habría colapsado, dando origen a la Cuenca de Tularosa. Los margenes del domo constituyen actualmente las montañas de San Andrés y Sacramento, que rodean la cuenca al oeste y al este, respectivamente

http://www.limarino.com.ar/AAC/dnsys/whitesand.htm


dimarts, 2 de febrer de 2010

SE BUSCA RED SOCIAL PARA COMPARTIR COCHE

Se busca red social para compartir coche

Más de 50.000 usuarios optan por el uso común del vehículo por Internet

fuente:publico.es

La crisis y una mayor sensibilización por el cuidado del medio ambiente han provocado que en el último año se multipliquen las iniciativas locales para compartir medios de transporte

en los desplazamientos. Bajo el auspicio de los ayuntamientos y a través de sus páginas web, los ciudadanos pueden contactar entre sí sin intermediarios para compartir coche.

Más de 90 municipios de España, desde pueblos como Aranda de Duero, Blanes o Soto del Real, a ciudades como Logroño, Sevilla o Vitoria, se han unido a la iniciativa compartir.org, una red de localidades, empresas y organismos que trata de fomentar que se comparta el coche. Con más de 50.000 usuarios registrados, su funcionamiento es muy similar al de una red social, permitiendo el contacto directo de los internautas. La iniciativa surgió en el año 2000 para particulares, y en 2002 se comenzó a ampliar el servicio a los ayuntamientos. En 2009 se superaron los 3.000 viajes, con A Coruña, Bilbao, Murcia y Pamplona como las ciudades en las que más se ha utilizado.

Estudios recientes de esta iniciativa sitúan el ahorro para los usuarios del servicio en un promedio de 2.873 euros al año. Dado que la media de ocupación ronda las 2,73 personas, para un viaje medio de 12 kilómetros durante 220 días al año, se pasaría de unos 4.533 euros de coste total a 1.660,58 euros por uso compartido.

El Ayuntamiento de Zaragoza, por su parte, ha optado por montar su propio servicio, al margen de compartir.org. A través de su web menoshumos.es, ofrece un simulador de ahorro para prever los costes y ayudar a concienciar sobre los beneficios de compartir coche. Otras web similares, como viajamosjuntos.com , fundada con fines altruistas, también ponen a disposición del usuario la descarga gratuita de un programa con el que calcular desde el móvil el coste del trayecto. Por su parte, comparteviaje.es, con cerca de 500 usuarios registrados, también incluye la opción de desplazamientos largos.

Desde el Consorcio Mundial para Compartir Coche se apuesta por un modelo diferente. Se trata de compartir vehículos de alquiler por horas, distribuidos en diferentes puntos de una ciudad. Según el trayecto que se quiera realizar, el usuario consulta el coche disponible más cercano y lo utiliza para su desplazamiento, aparcándolo en la plaza reservada más próxima a su destino.

Ya hay más de mil ciudades de todo el mundo utilizando esta fórmula, entre las que se encuentran Madrid y Barcelona. Por una cuota anual a partir de 30 euros es posible acceder a este servicio, en el que se pagan aproximadamente 3,15 euros por hora y 0,24 euros por kilómetro, incluyendo el combustible en el precio.