dimarts, 24 de maig de 2011

Brújula rota

Se pueden tener una meta marcada, pero a mitad de camino necesitas renovar fuerzas y si no encuentras los puestecitos en los que coger galletas, fruta o agua, las energías flaquean.
Yo soy previsora y siempre me he llevado algo en el bolsillo, por si acaso, pero cuando se acaba tienes que seguir sin nada y a duras penas.
Cuanto más largo es el camino, más difícil es llegar al final, y más difícil es aún cuando no sabes cuánto te queda.

Tantos errores, tan poca agua y tanta sed, tantos minutos perdidos, tantos aún por recorrer...
mi reloj perdió las manillas, no sé ya que hora es,
time seems to pass so quickly,
it pass so slow sometimes,
je voudrais retrouver le cours,
j'etais sûre de moi,
mi mancano tante cose,
tanti momenti di complicità,
vaig perdre l'unic llumí que em quedava,
potser la foscor sigui temporal.
Ara només puc trobar-te a faltar.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

9Uh6z